Cinco formas de colaborar con una protectora

Protectora animales

La adopción no es la única vía de colaboración con una protectora de animales. Si en tu casa no hay hueco, hay más opciones para poner tu granito de arena.

Si fuese por ganas, muchos de los que seguís Vivir entre Mascotas llenaríais la casa con animales en adopción. Lo entendemos. Su mirada es el fiel reflejo de la tristeza y de los efectos del abandono. Es inevitable que, hasta el más duro de los corazones, se ablande solo con poner un pie en un refugio o en los locales de una protectora de animales.

No necesitas adoptar para colaborar con una protectora de animales #petlovers #abandonoanimal Clic para tuitear

Pero antes de que pongas en peligro la integridad de tu hogar o la estabilidad de la convivencia familiar con una invasión perruna y gatuna, sigue leyendo. Tenemos buenas noticias. Hay más formas de contribuir con las asociaciones y centros para animales abandonados. Y están al alcance de la mano de cualquier “pet lover.

Abandono animal

Quiero colaborar con una protectora de animales, pero no puedo adoptar

  1. Donaciones. Las protectoras y los refugios de animales están, normalmente, desbordados. Son muchas las mascotas que recalan en estos centros, en la mayoría de los casos, soportados por colaboraciones de voluntarios. Si no puedes adoptar, puedes contribuir a su supervivencia con donaciones económicas o, incluso, de suministros. Llama a la protectora y pregunta qué necesitan: mantas, comida especial para cachorros, pienso en general, juguetes, correas, productos de aseo, etc.
  2. Voluntariado. Puede que tu casa parezca un zoológico sin espacio para otras especies. Pero esto no quiere decir que tengas que dar la espalda a las nuevas víctimas del abandono animal. Acércate a los refugios y presta tus dos manos para lo que necesiten. La ayuda va a ser siempre bienvenida y hay diferentes acciones en las que puedes servir. Paseos con perros, limpieza de las instalaciones, labores de aseo y cepillado… ¿Cuántas horas crees que puedes pasar acariciando a los nuevos gatitos?
  3. Acogida de animales. Tal vez no tengas problemas de espacio, pero la falta de tiempo o la negación de un miembro de la familia hacen inviable la adopción. No pasa nada. Puedes convertir tu hogar en una especie de lanzadera hacia una vida mejor. Algunos animales no pueden vivir con otros animales o están demasiado tristes como para enfrentarse a una situación solitaria como la de una perrera. Por eso necesitan una casa de acogida, con una familia que les llene de cariño. Acoge a un perro o un gato hasta que la protectora encuentre un hogar definitivo.
  4. Difusión y participación en actividades. Muchos de los centros de acogida de animales se sirven de las redes sociales para dar a conocer su actividad y realizar llamamientos en casos de urgencia: animales perdidos, alertas de abandono, anuncios de actividades… Comparte sus estados en tus perfiles, en tu página personal o, incluso, informa a tus familiares y amigos. Haz que corra la voz y seguro que más de uno acaba cayendo en las redes (las de la lucha contra el abandono animal).
  5. Apadrinamiento. Si por falta de tiempo o por salud, ninguna de las anteriores alternativas te sirve, esta es la última posibilidad. Consiste en elegir a uno de los animales del refugio y encargarse de sus cuidados y necesidades hasta que encuentre un nuevo hogar. No todas las protectoras de animales lo hacen, pero es una forma fácil y útil de tender la mano a nuestros amigos peludos más indefensos.

Animales en adopción

Y tú ¿has ayudado alguna vez a una protectora de animales? ¿Diriges una protectora? Cuéntanos qué es lo que más se necesita.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies