Consejos para elegir la casa de un roedor

Cómo elegir casa para un roedor

Si has elegido un roedor como mascota, debes tener listo y completo su particular loft. ¿Sabes qué requisitos deben cumplir las casas para roedores?

Adoptar un gato o un perro (según las preferencias), es el deseo de la mayor parte de los niños [y no tan niños] a medida que van creciendo. Sobre todo, cuando no es la primera mascota que entra en casa. Pero si las normas de la familia son estrictas o el sentido común recuerda que no se dispone de tiempo suficiente para dedicárselo a estos pequeños seres de cuatro patas, este tipo de aspiraciones se ven completamente truncadas. En este punto, pequeños y grandes agudizan el ingenio y buscan alternativas de animales de compañía un poco menos exigentes. Es entonces cuando entra en juego la posibilidad de los pequeños roedores como los hámsteres, las chinchillas o el Conejillo de Indias.

Estos mamíferos no son una novedad en el historial de los amantes de los animales. Si no los han adoptado o comprado, al menos, lo han sopesado en más de una ocasión. Pero ¿qué necesitan los roedores para vivir en casa con el resto de la familia? Si es tu primera vez o no quieres fallar en el cuidado de estos pequeños seres, empieza por el principio con estos consejos para elegir la jaula perfecta.

Muchas familias eligen los roedores domésticos como primera mascota del hogar #roedores Clic para tuitear

Claves para acertar con la casa para roedores

En las tiendas especializadas podemos encontrar un amplio abanico de casas para roedores, dependiendo de la especie que queramos alojar en ellas. Pero todas, sin ninguna excepción, deben cumplir una serie de características básicas:

  • Dimensiones adaptadas al tipo de roedor. No es lo mismo una casa para un hámster (más alta, para poder montar varios pisos para su actividad diaria) que una para cobayas (más larga). Pide consejo en la tienda de mascotas y te ayudarán a elegir la más adecuada.
  • Dos partes fundamentales: por un lado la base, que es normalmente de plástico y en la que se colocan el lecho y algunos elementos decorativos; por el otro, una cubierta formada por barrotes. Estos deben tener el grosor suficiente para evitar fugas pero, al mismo tiempo, deben proporcionar aire fresco y cierta libertad al roedor (que vea lo que pasa en el exterior).
  • Fácil de limpiar. La casa de tu pequeña mascota es el lugar en el realiza todas sus funciones vitales. Como consecuencia, la jaula debe ser manejable y accesible para retirar toda la suciedad acumulada una o dos veces por semana.
  • Accesorios: para roer, para asearse, para esconderse, para jugar… Los hámsteres, por ejemplo, son pequeños pero muy activos. Por eso, necesitan una jaula con espacio suficiente para colocar una rueda o un laberinto en el que puedan pasar las horas.  Las chinchillas harán buen uso de una caja o un nido en los que poder esconderse y descansar.

Los roedores como mascotas

Otras recomendaciones para cobijar a un roedor doméstico

Los detalles mencionados anteriormente son los básicos que deben cumplir todas las jaulas, independientemente del tipo de roedor que vayan a alojar. Una vez que los hayamos asegurado, podemos empezar a buscar la mejor ubicación. Lo ideal es colocarla en un lugar sin ruidos ni olores fuertes y en una posición intermedia, ni muy elevada ni a ras del suelo. Sobre todo esta última, ayuda evitar los problemas con otros animales de la casa como los perros o los gatos. También es importante encontrar una zona sin corrientes, puesto que son animales sensibles a los cambios de temperatura. No te olvides del lecho y del alimento específico para tu tipo de mascota y tendrás todo lo necesario para convertir la jaula en toda una mansión.

Los roedores domésticos también necesitan atención. ¡No los descuides! #unratónencasa Clic para tuitear

Por último, aunque los roedores no exijan tanto tiempo como un perro o un gato, no te confíes. Cualquier mascota necesita nuestros cuidados. Por eso, en cuanto el hámster o la chinchilla entren en casa, debemos asumir y transmitir la responsabilidad de su atención a todos los miembros de la familia. ¿Estás preparado para horas de diversión?

¿Alguna vez has tenido un roedor doméstico?  ¿Qué es lo que no faltaba en su jaula?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies