Cosas de perros: ¿tu mascota te toma el pelo?

Cosas de perros: el tuyo se ríe de ti

Nuestros perros nos hacen reír a carcajadas, pero alguno de sus comportamientos nos hace pensar que son ellos los que se burlan. ¿Tú también lo crees?

No podemos negarlo: los perros nos hacen la vida más fácil, más alegre y más amena. Nos obligan a salir a la calle, a relacionarnos y a deshacernos en caricias, aunque sea solo con ellos. Y, como añadidura, nos proporcionan grandes dosis de diversión. Que levante la mano quien haya pasado más de dos días seguidos sin reírse de alguna de sus cosas de perros. Los pobres… Nos distraemos con ellos y a su costa y, a final, siempre vienen dispuestos a que les llenemos de mimos [y de comida].

¿Alguna vez te has parado a pensar en la probabilidad de que sean ellos los que se rían de nosotros? Cuando menos lo esperamos, ahí están para hacer alguna de las suyas. Nos quitan los calcetines para que pensemos que se los ha tragado la lavadora, nos destrozan las zapatillas cuando estas necesitan un cambio inmediato, nos levantan el sitio cuando es el mejor para ver la tele… Te contamos algunas de las curiosidades de perros que nos parecen graciosas pero que, en realidad, podrían demostrar que nos están tomando el pelo.

Tu perro se puede estar riendo de ti y tú ni te has enterado #cosasdeperros #curiosidadesdeperros Clic para tuitear

Cosas curiosas de tu perro con las que “se burla” de ti

  • Es un cleptómano de calcetines

No importa si están en el cesto de la ropa sucia, si te los acabas de quitar después de correr una maratón o si los guardas y colocas perfectamente en el cajón de la ropa interior. NUNCA tienes todos los pares completos. No es tu lavadora la que se está tragando las prendas más pequeñas de tu armario. Si oyes gemidos o ladridos juguetones y las pisadas rápidas de sus patitas, tienes al culpable: tus calcetines los tiene tu perro. Algunos expertos consideran que les atrae el olor de su dueño; para otros, es un simple juego. Lo mismo ocurre con tus zapatillas de deporte o tus zapatos en general. La moda le da igual, lo que le encanta es la acción.

  • Corre a ensuciarse nada más bañarlo

Llegáis a casa después de una larga jornada fuera de casa y tu perro y tú necesitáis un baño en profundidad. Pero, donde tú visualizas limpieza y brillo, tu perro ve una nueva oportunidad de liarla parda. Los champús para perros no son de su agrado, aunque les deje el pelaje como nuevo. Por eso, en cuanto te despistes, saldrá corriendo a rebozarse por toda la casa, el jardín, el patio… Para algunos es una respuesta a su instinto natural de supervivencia (para que otros no reconozcan su olor) y territorio.

  • Saca la comida fuera del plato 

Le echas la ración diaria en su cuenco y a los cinco minutos te encuentras un rastro por toda la casa como las migas de Hansel y Gretel. Puede ser que le moleste el ruido del cuenco o que la chapa de su collar choque contra el recipiente. O, simplemente, que se sienta más seguro comiendo en dónde nadie le pueda quitar su alimento. Cosas de perros.

  • Actúa como el niño de “El Sexto Sentido” 

Estáis tan tranquilos en el sofá, en la cocina o paseando y, de repente, tu perro se queda mirando fijamente ALGO que tú no ves. Es poco probable que esté viendo algún espíritu. Simplemente su oído está captando algo que el ser humano ni siquiera percibe.

  • Te roba la comida 

Es ese amigo que siempre come una ensalada, pero acaba devorando la mitad de tu tarta de chocolate. No hay explicación. A los perros les encanta comer de todo, incluso lo incomestible.

  • Se vuelve espídico un par de veces al día 

Tan pronto está durmiendo panza arriba en la alfombra como corriendo de un lado para otro de la casa. Tu perro y otros millones de canes de todo el planeta son capaces de pasar de cero a cien en un segundo. Si no es nada preocupante, déjale que libere energía.

 

  • No te deja ni a sol ni a sombra

 A pesar de todas sus jugarretas [y aunque a veces se ponen muy pesados] siempre que estamos con ellos nos demuestran que son nuestro mejor amigo y que su compañía ofrece más ventajas que inconvenientes. Repetimos: aunque pueden ser realmente cargantes.

¿Cuántas de estas “bromas” te ha gastado tu perro? ¿Qué otros comportamientos te hacen pensar que se ríe de ti?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies